VISA Ordesa, un medio de pago ecológico, que colabora en la conservación del Parque Nacional de Ordesa

Caja Rural de Aragón ha presentado en su sede corporativa de Zaragoza la VISA Ordesa, un medio de pago biodegradable que favorece la lucha contra el cambio climático. Con este paso, la entidad aragonesa de crédito cooperativo avanza en su estrategia para reducir el impacto ambiental contribuyendo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, que ha participado en la presentación de la nueva VISA, ha querido agradecer en primer lugar la implicación y el apoyo que ha mostrado la Caja Rural de Aragón durante los dos años de celebración del Centenario del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, un evento con un claro protagonismo de toda la sociedad aragonesa, respaldado por 73 empresas y entidades, «que ha sido un logro compartido y un ejemplo de colaboración”. Además, ha tildado de «brillante» la iniciativa de esta tarjeta, que además de llevar la imagen del espacio por todo el mundo, donará 5 euros por cada nueva VISA que se expida para la conservación del Parque Nacional.

Esta tarjeta nace teniendo muy presente todos los valores que el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido nos transmite. Es Ordesa el protagonista del medio de pago a través de la fotografía del Circo de Soaso realizada por Eduardo Viñuales.

Físicamente, la tarjeta cuenta con un efecto rugoso natural, como de arena, variando según capas: cielo, montañas y valle. Su acabado tiene un barniz luminoso, como la luz que desprende la montaña.

Esta VISA Ordesa permite la domiciliación ajena, es decir, no es necesario que el titular de la tarjeta tenga una cuenta en Caja Rural de Aragón. Carlos López, responsable de medios de pago de la entidad aragonesa ha precisado que “queremos que sea una tarjeta fácil de contratar por cualquier persona que esté interesada y que quiera llevar el espíritu de Ordesa en forma de medio de pago en su cartera”.

El material, un bioplástico, se obtiene a partir de almidón de maíz. El resto de los componentes de la tarjeta son biomasa. La tarjeta está compuesta en un 43% de aceite y en un 57% de sal marina, por lo que el resultado facilita el proceso de degradabilidad.

Todos los materiales empleados en la VISA Ordesa han superado con éxito ensayos de ecotoxicidad, asegurando que utilizada como abono, permite la germinación de las semillas.

López también ha señalado que “de cada tarjeta que comercialicemos serán donados cinco euros para ayudar a conservar el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y poder legar a generaciones futuras esta joya de la naturaleza”.

Todas las personas que lo deseen pueden solicitar ya su VISA Ordesa en la red de oficinas de Caja Rural de Aragón.

Comparte


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies