Ventisca en Ordesa

Valle de Ordesa. Ha pasado una borrasca y parece que el cielo quiere despejar. La nieve blanca recién caída durante la noche anterior, aún esponjosa y suelta, se acumula en las alturas, en las fajas colgadas y por encima de aquellos escarpes rocosos. Pero el viento sopla con fuerza y barre, arrastra y empuja esa capa nivosa de las laderas más desprotegidas, produciendo así la ventisca. Tiene que ser difícil permanecer allí arriba.
Texto y foto: Eduardo Viñuales Cobos.
Comparte


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies