Tejedor: «Hemos sabido hacer de Ordesa una seña de identidad de Aragón universal»

Ramón Tejedor, licenciado en Física y con una dilatada trayectoria en distintas responsabilidades en el Gobierno de Aragón, es director gerente del IAF (Instituto Aragonés de Fomento). Muy vinculado a la montaña y a la gestión de los espacios naturales protegidos, desde 2006 es presidente de Montañeros de Aragón.

– ¿Recuerda su primera incursión en el Parque Nacional?

– Tenía 12 años de edad. Me encontraba en un campamento de verano organizado por mi colegio, los Maristas, en Sarvisé. Entre las excursiones que hicimos estuvo la clásica desde la pradera de Ordesa a la Cola del Caballo y una segunda al collado de Bujaruelo.

– ¿Su ruta o rincón preferido del Parque?

– Es difícil elegir ante la gran variedad de rutas extraordinarias. Me ha impactado siempre, en el valle de Pineta, la subida al ibón de Marboré con la vista espectacular del glaciar de la cara norte del macizo de Monte Perdido.

– ¿De qué deberíamos sentirnos especialmente orgullosos después de 100 años de protección?

-De haber sabido preservar un patrimonio natural de esa categoría para las siguientes generaciones y de haberlo convertido en una seña de identidad de Aragón de carácter universal.

– ¿Y cuál es el principal reto pendiente, según su opinión?

-Hay cuestiones puntuales en las que trabajar: los accesos a Añisclo, la electrificación de Revilla o la conclusión de la remodelación del refugio de Góriz. Con carácter general hay que hacer un trabajo permanente y continuo con los municipios próximos para revertir la regresión demográfica y aumentar sus infraestructuras urbanísticas.

– Acaba de volver con un grupo de Montañeros de Aragón de un viaje a Los Alpes. ¿Qué ascensiones y recorridos han hecho?

-Éramos un grupo de 12 personas. Hemos llevado a cabo durante siete días una magnífica travesía conocida como el Tour de los Ecrins. Se trata de un trekking duro y exigente en este macizo de los Alpes franceses en el que se encuentra el primer cuatromil del sector occidental de los Alpes, llamado Barre des Ecrins. Toda el área está también declarada Parque Nacional. Hemos subido 8.100 metros netos de desnivel y recorrido 130 km.

– ¿Saca de allí alguna enseñanza aplicable que pueda servir a los Parques Nacionales en España?

– Debo decir con satisfacción que el grado de conservación y gestión de nuestro Parque Nacional de Ordesa no tiene nada que envidiar, a mi juicio, al Parque Nacional que hemos visitado en los Alpes.

– ¿Qué podemos hacer por divulgar más las montañas y la importancia de su preservación?

-Debemos hacer un esfuerzo pedagógico continuado con los jóvenes para fortalecer la pasión por los espacios naturales protegidos de Aragón. Para reforzar la conciencia de vivir en una región formidable que merece el título de Aragón, un país de montañas, lema que se acuñó con éxito en 2002 con ocasión de la celebración del Año Internacional de las Montañas declarado por la ONU. Que cale la necesidad de intensificar la conservación de los espacios existentes y su necesaria ampliación.

Comparte


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies