El invierno en el Parque Nacional despliega un gran encanto: la magia blanca de la nieve impoluta en casi todos los rincones, especialmente en las altas cumbres del Monte Perdido. Ahora es el mejor momento para sentir el silencio y el sosiego propio de los...

La temperatura desciende por debajo de cero grados centígrados en las frías noches pirenaicas del mes de diciembre. Todo se congela. Hielo en los arroyos, en los caminos, en los pequeños saltos de agua, en los charcos...

Hay ya bastante nieve en las alturas pirenaicas. Las vacas de las montañas de Pineta han bajado al valle, y pastan en los prados próximos a la localidad de Bielsa. Allí descansan tranquilas, cerca de una borda. Mientras tanto, los robles quejigos viven un otoño...

Nadie lo diría, pero en un Parque Nacional tan de montaña como es el de Ordesa y Monte Perdido se encuentran, para sorpresa de muchos, especies botánicas como el madroño ( Arbutus unedo), reliquia de épocas tropicales. Este arbusto o arbolillo termófilo, de bosque mediterráneo, sólo...

Estos son días apoteósicos de otoño, cuando los bosques de hayas y de otros árboles caducifolios (arces, temblones, sauces, serbales, abedules) alcanzan su momento más impresionante. Cuando este gran cuadro natural adquiere el tono culminante y brillante...

Hace más de un siglo, antes de que Ordesa fuera un Parque Nacional, el viajero Lucien Briet aludía a la presencia de "hayas solemnes con bojes elegantes". A grandes árboles, esos "gigantes vegetales cuya edad no ha influido en su robusted y que evocan el...

Tenemos ganas de otoño. Dentro de diez o quince días los bosques del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido serán una fiesta multicolor al pie de los picos recién nevados. Ahora aún buscamos los primeros y claros indicios de este acontecimiento: las hojas de...

Esta lagartija roquera, asomada a un muro de piedras, apura los rayos de sol en estos días de aún cierto calor del mes de septiembre y octubre. Pronto entrará en el largo letargo de la hibernación, el sueño de invierno que puede durar meses y...

En estos días brillan en los prados altos y pastizales del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido unas bellas flores amarillas que parecen soles. La carlina (Carlina acanthifolia) es un cardo mágico, lo que los vascos llaman “eguzki lore”, es decir, “la flor solar”...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies