Saúl Irigaray, ilustrador: “Llevo el Parque en la sangre”

‘100 años, 100 voces’

-¿Qué supone Ordesa y Monte Perdido para ti?

Al Parque lo considero mi casa, estas montañas siempre han estado presentes en mi vida. Además, el amor por estos paisajes me viene de familia: desciendo de Tella y Bielsa y lo llevo en la sangre.

-Como belsetán, ¿siempre que puedes tiras al monte?

Por supuesto. Mi tiempo libre es para el monte, aunque últimamente hay mucho trabajo y no puedo salir tanto. Y siempre disfruto más cuando acompaño a algún ganadero, te mueves por sitios que no salen en los mapas y aprendes mucho de la vida en la montaña con ellos.

-¿Algún recuerdo entrañable del Parque?

Obviamente tengo muchos recuerdos, pero me quedaré con dos: la primera vez que subí a Monte Perdido y la primera vez que subí a mi hijo a Marboré.

-¿Y tu rincón favorito?

Cada valle del Parque es único y dentro de él hay muchos sitios realmente espectaculares. Pero si tengo que elegir uno… me lo guardo para mí. Solo puedo decir que está en Pineta, La Valle Verde. Como he comentado antes, hay sitios que no salen en los mapas, y es mejor que continúen así.

 

Comparte


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies