Planean los buitres

“Planean los buitres buscando alimento. Escudriñan cada rincón del territorio… y más pronto que tarde lo terminan encontrando. Su oficio es muy loable: limpiar de cadáveres la Naturaleza. Con unos 2´70 metros de envergadura, el buitre leonado se lanza al viento desde el acantilado de Gurrundué y comienza a planear, transportado por las corrientes térmicas de aire cálido que en poco tiempo le alzan en el cielo, a veces por encima de los tres mil metros, más alto que estas cumbres gigantes”.
Texto y fotografía: Eduardo Viñuales
Comparte


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies