Paz Agraz, presidenta de la Asociación Empresarial Turística de Sobrarbe

«100 años, 100 voces»

 

¿Qué supone el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido para usted?

El Parque Nacional supone todos mis recuerdos: desde niña en Lafortunada, de adolescente… Mi padre me enseñó a amar la montaña. Sobrarbe es mi tierra, mis raíces, donde vivo, donde estoy.

¿Cuál es su rincón mágico del Parque Nacional?

Muchos, pero citaría el área de la montaña de Tella, Revilla, Escuaín, el Lago Marboré…

¿Alguna excursión que le haya calado especialmente?

Las cimas a Monte Perdido. He subido varias veces, y la primera fue muy especial. Fue como “ver el mundo”, una experiencia maravillosa tras los 3 días de travesía. Inolvidable.

Comparte
Tags:


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies