Nubes bajas en días de lluvia

Ha sido una Semana Santa pasada por agua. La lluvia es necesaria. Quienes no han venido y han aplazado su viaje se han perdido el bello espectáculo de los días de lluvia: de las nubes bajas que flotan sobre el valle de Ordesa, que se agarran a los bosques, que rozan las paredes y que cambiando constantemente le otorgan a este lugar un aspecto más mágico y misterioso del que ya tiene de por sí el Parque Nacional.

Texto: Eduardo Viñuales Cobos. Foto: Lukas Viñuales Clariana.

Comparte


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies