Cuidado con la belladona, que es cosa de brujas

«Septiembre es un buen momento para descubrir que los frutos de la belladona no deben ser confundidos con las moras. Esta planta de bosques de montaña se llegó a usar como cosmético por algunas mujeres de Egipto y de Siria con el fin de dilatar las pupilas. Pero, cuidado: la intoxicación puede provocar la muerte al cuarto de hora de haber consumido esa baya negra de grueso tamaño. Se dice que tras su ingesta, y debido al alcaloide de “la atropina”, a uno se le dilatan las pupilas, se le paraliza la garganta –impidiendo tragar- ocasionando sed y finalmente la muerte con los ojos bien abiertos. También se cuenta que debido a sus alcaloides y otras sustancias, en el Medievo fue parte de recetas brujeriles».

Texto y foto: Eduardo Viñuales Cobos.

Comparte


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies