Brillantes cardos azules

En la montaña no todas las flores de verano son al uso de la belleza ideal. En los pastos abunda ahora una planta que pincha de lo lindo, pero no por ello es menos hermosa: el cardo azul (Eryngium bourgatii), de color azulón brillante. Es una planta medicinal que crece en pastos pedregosos sobre terrenos calizos. Una leyenda popular le pone “la guinda” a esta especie botánica, pues explica que ahí donde crece uno de estos cardos es porque ha caído una estrella fugaz, y a la que debe su llamativo color.

Texto y foto: Eduardo Viñuales Cobos.

Comparte


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies