Bienvenida a las aves estivales

Las aves migratorias llevan semanas cruzandos los Pirineos. Van hacia el norte. Pero algunas de ellas vienen para quedarse a pasar la primavera y el verano con nosotros… y para criar en estos valles o montañas.

Es el caso de aves estivales tan bellas como el alimoche -en la foto, frente a la Tres Sorores-, el águila culebrera, el alcaudón dorsirrojo… o el cuco. Han pasado el duro invierno en África, y para llegar al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y sus inmediaciones han tenido que cruzar el desierto del Sáhara, el mar y toda la Península Ibérica. Recién llegadas: ¡sean bienvenidas al Pirineo Aragonés!

Comparte


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies